lunes, 26 de octubre de 2009

Intercambio de parejas


La palabra 'swinging' hace referencia al intercambio de parejas en reuniones que tienen como finalidad la actividad sexual, estos encuentros se contemplan como cualquier otra actividad social para parejas.

El fenómeno puede considerarse como parte de la revolución sexual de las décadas recientes, en épocas doradas donde todavía no amenazaba la sombra del sida. En el pasado era referida como 'intercambio de esposas'. Sin embargo, pronto fue considerado un nombre arcaico y demasiado androcéntrico o machista. Unido al hecho de que no describía realmente toda la gama de actividades sexuales en que los 'swingers' participan. Entre las actividades que se establecen en las reuniones de 'swinging' se encuentran el exhibicionismo y el voyeurismo, como partes integrales.

El grado de participación en las reuniones de swinging puede variar bastante. Está el 'soft swinging' o 'soft swap' −intercambio ligero− y que sólo implica besos, caricias y sexo oral con una tercera o cuarta persona, pero no penetración o coito... El intercambio ligero puede producirse por medio de tríos, sexo en grupo o el intercambio literal de parejas.

El 'full swap' −o intercambio completo− conlleva coito con alguien distinto a tu pareja. Aunque se supone que es éste uno de los fines del 'swinging', eso no implica que sea la forma más común. El sexo en grupo puede implicar a todos los presentes en la reunión. Realmente un aspecto clave del concepto de 'swinging' es que las parejas lo son y tienen un compromiso con cada cual. Una buena parte del morbo tiene que ver con el sentido de posesión, el cual se relaja para permitirse ir con otra persona y para consentir que tu pareja también lo haga.

Una pareja nos contó que fueron, en plan de exploración, con unos conocidos a un club de este tipo, que la cosa se animó y con unas copitas de más y a lo tonto, a lo tonto la velada acabo en un intercambio. Desde ese momento, no saben muy bien por qué esas personas les rehuían y no volvieron a salir con ellos. En algunas ocasiones, está comprobado que después de intensas y fogosas intimidades pueden venir frialdades extremas.

La práctica del 'swinging' parece que está extendida por todo el mundo y cuenta con una infraestructura tanto privada como profesional. Existen clubes específicos para este tipo de actividad y el uso de Internet la ha facilitado.

El 'swinging' implica, a priori, un altísimo grado de confianza en la propia persona y en la pareja −así como un fuerte compromiso mutuo−. Lógicamente, si la pareja ya muestra grietas en la relación, el 'swinging' puede causar demasiadas tensiones y conflictos que llegan a ser insuperables. Asimismo, es necesario que la motivación de ambas personas en la pareja sea similar. En los casos en que una de las partes es arrastrada por la otra, la experiencia para la persona que lo hace para 'salvar su matrimonio' puede ser bastante traumática según nuestra visión. Entended que somos terapeutas sexuales y a nosotros vienen a vernos cuando la cosa sale mal.

¿Has participado en reuniones de 'swinging'? ¿Has tenido sexo en grupo? ¿Qué opinas del intercambio de pareja? ¿Te seduce la idea de intercambiar parejas? ¿Te parece que la vida en pareja ya es bastante complicada como para hacer experimentos? ¿Te han propuesto alguna vez un intercambio de parejas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada